Boletín #46 – Omisión y evasivas, fue la respuesta del Estado tras el último informe de la ONU sobre Venezuela

EDITORIAL


4 años de Justicia Encuentro y Perdón…

 

Este movimiento inició hace más de 4 años, inició con el dolor de una madre que vio literalmente cegada la vida de su hija. Geraldin fue ejecutada extrajudicialmente en la puerta de su residencia por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, un disparo a 10cm de su rostro acabaron con su vida y – de algún – también con la vida de Rosa, su madre. Y fue en el dolor que renació, y fue desde el dolor que encontró las fuerzas para levantarse y en juramento frente al féretro de su hija inició una nueva vida, con tres objetivos muy claros JUSTICIA ENCUENTRO Y PERDÓN. Y al voltear su mirada encontró que no solo ella sufría ese dolor, lo sufrían al igual otras madres, otras familias, todas las víctimas de 2014

Entendió muy rápido que para lograr el primer objetivo: JUSTICIA, debía ENCONTRARSE con otros y sumar fuerzas, pero debía además soltar el peso del odio, pues era consciente que sería un largo y difícil recorrido y entonces PERDONAR la liberaría de ese peso para avanzar.

Después de 3 años recorriendo pasillos de tribunales, decenas de reuniones, dolorosos recuentos, hubo finalmente la oportunidad de fundar JUSTICIA ENCUENTRO Y PERDÓN, y como que se tratara de un vaticinio del dolor por venir, justo en 2017 se crea esta organización, en medio del peor momento de violencia gubernamental contra quienes solo exigían libertad, democracia, dignidad. Con los objetivos claros y un recorrido lleno de experiencias la primera invitación a las víctimas que compartían la misma pérdida fue transformar el dolor en justicia, convertirlo en fuerza motora para alcanzar verdad, justicia, reparación integral y no repetición. Así, era necesario el acompañamiento psicológico para apoyar a las víctimas en la superación del duelo, era necesario también formarlas en derechos humanos para que se convirtieran en los protagonistas e impulsores de estos procesos de justicia, era necesario además recordar cada día a quienes perdieron su vida en la búsqueda de libertad y, con ello, generar consciencia y sensibilización colectiva. Era necesario pues, construir memoria histórica. También rendir tributo a las víctimas como parte de la más genuina reparación.

Hoy, 4 años después, las víctimas de Justicia Encuentro y Perdón se han convertido en su mayoría en activistas de derechos humanos y son la más genuina y digna representación de esta organización en 6 estados del país.

Hoy, tenemos el primer Museo de la Memoria y la Represión de nuestro país. Hoy, son más de 80 egresados del diplomado de Derechos Humanos «De la teoría a la acción». Hoy, todos los casos de ejecuciones extrajudiciales en el contexto de manifestaciones pacíficas ocurridos desde 2014 a la presente fecha, se encuentran presentados ante instancias internacionales de derechos humanos. Hoy, están colocados tributos en honor a las víctimas en 6 estados del país. Hoy, seguimos generando espacios de conocimiento e intercambio para la reconstrucción del tejido social.

Hoy, somos unos convencidos de que habrá JUSTICIA soporte indispensable de la paz, que habrá ENCUENTRO necesario para el progreso y la suma de oportunidades y que el PERDÓN nos hace libres y nos da el verdadero poder, el poder de amar.

Por: Martha Tineo
Coordinadora General de Justicia, Encuentro y Perdón

 

Lee el boletín 

boletin-jep-46-sep_compressed



Comparte esta noticia en