¿Cómo te ayudamos?

PROTOCOLO DE ASISTENCIA LEGAL A VÍCTIMAS DE LA REPRESIÓN EN VENEZUELA

En los últimos años Venezuela se ha visto inmersa en una crisis económica, política y social que ha menoscabado los derechos de la población venezolana. Motivado a este deterioro de la calidad de vida, las manifestaciones pacíficas se convirtieron en una forma de denuncia ampliamente extendida por el territorio nacional que lamentablemente, lejos de encontrarse con un Estado dispuesto a escuchar y atender estas denuncias, halló violencia y represión a cada paso.

De esta forma, Justicia, Encuentro y Perdón entiende la importancia de brindar una asistencia legal adecuada a estándares internacionales, con alto profesionalismo y siempre respetuosa de la víctima, por lo que la realización de este Protocolo significa la estandarización del procedimiento de atención a las víctimas de la represión como una forma de garantizar la calidad y eficiencia de la asistencia, facilitar la autoevaluación en cuanto a la prestación de la misma y procurar el empoderamiento de la víctima. 

Procedimiento

Toda investigación y documentación de casos llevada a cabo por la Organización se regirá por los principios que se enuncian a continuación:

  • Imparcialidad;
  • Objetividad;
  • Veracidad;
  • Confidencialidad;
  • Seguridad e integridad de las víctimas;
  • Actuación eficaz en favor de las víctimas;
  • Cobertura universal de los Derechos Humanos (indivisibles, interdependientes);
  • Perspectiva de género. 

Objetivos del Procedimiento Aplicable a la Investigación.

  • Investigar los hechos de violaciones de derechos humanos en el marco del ejercicio de los derechos civiles y políticos (víctimas de la represión) de los cuales tenga conocimiento la Organización, bien sea por denuncia directa de la víctima o por conocimiento de oficio.
  • Contribuir a la determinación de los órganos, entes y personas responsables de las violaciones a los derechos humanos en el contexto del ejercicio de los derechos civiles y políticos (víctimas de la represión).
  • Determinar los órganos y entes llamados a realizar las investigaciones formales de cada caso, sean estas penales, administrativas o civiles.
  • Entrevistar a las víctimas de la represión y otras personas relacionadas con los hechos de cada caso.
  • Documentar y asegurar la obtención de los elementos de hecho y de derecho que constituirán el material probatorio para denunciar las violaciones a los derechos humanos en el contexto del ejercicio de los derechos civiles y políticos.
  • Denunciar ante instancias nacionales o internacionales las violaciones de derechos humanos por el ejercicio de derechos civiles y políticos, previo consentimiento de la víctima.
  • Difundir y dar a conocer en órganos nacionales, internacionales y medios de comunicación en general, las violaciones a los derechos humanos en el marco del ejercicio de los derechos civiles y políticos.
  • Facilitar ante las autoridades nacionales e internacional el juzgamiento de los responsables de los hechos de violaciones de derechos humanos en el marco del ejercicio de los derechos civiles y políticos.

Apertura del Expediente de Investigación.

La Organización levantará un expediente por cada caso del que tenga conocimiento y seguirá el esquema que se desarrolla en los puntos siguientes. Los expedientes que lleve la Organización podrán ser individuales y/o grupales, ello dependiendo de la naturaleza del caso y de la mejor estrategia jurídica y comunicacional.

La Denuncia

La denuncia es fundamental y por ello debe ser completa y detallada, reflejándose en ella la situación de violación de derechos humanos ocurrida. Así, cuando la Organización abra la investigación de un caso por denuncia de la víctima, deberá procurar en todo momento que ésta aporte, en la medida de lo posible, los siguientes elementos:

  • Los datos de identificación de la víctima denunciante, salvo que por razones de seguridad estos no puedan hacerse.
  • Indicación y señalamiento, cuando se tenga conocimiento, de los presuntos responsables de las violaciones a los derechos humanos, pudiendo especificar si estos pertenecen a un órgano policial o de seguridad del Estado o de cualquier otra índole.
  • El relato de los hechos que en su criterio constituyan violaciones a los derechos humanos en el marco del ejercicio de los derechos civiles y políticos. El relato de los hechos debe ser lo más detallado posible, indicándose, fecha, hora y lugar de la ocurrencia.
  • En el relato de los hechos también debe indicarse el modo y los medios que fueron utilizados para cometer la violación de derechos humanos.
  • Dejar constancia de la existencia de testigos, si los hubiere, que pudieran aportar más elementos al caso.
  • Existencia de denuncias formales ante los órganos del Estado facultados para juzgar los delitos investigados.
  • Aportar, en la medida de lo posible, medios probatorios que le permitan al equipo de JEP verificar los hechos denunciados.
  • Cuando la denuncia no reúna los elementos necesarios para procesarla, el equipo de JEP procurará la obtención de los datos faltantes a fin de dar inicio al proceso de investigación y documentación del caso.

Acompañamiento a la víctima o grupos de víctimas.

El acompañamiento que se haga de la víctima o grupos de víctimas no puede hacerse solamente desde el punto de vista jurídico, sino que debe tomar en consideraciones otros factores, tales como los sociales y psicológicos. Es decir, este acompañamiento de la víctima o grupos de víctimas debe tener un enfoque integral para poder alcanzar los objetivos de la asistencia legal. En este sentido, para motivar el empoderamiento de las víctimas se les debe brindar información sobre el proceso legal a seguir, de tal forma que conozca sus derechos y se sienta en la capacidad de defenderlos en cada parte y etapa del proceso penal.

Así, se busca el verdadero empoderamiento de las víctimas de violaciones de derechos humanos para de esa manera potenciar la exigencia de sus derechos como víctima, reduciendo así nuevos daños que puedan surgir de una posible re-victimización por parte de las instituciones del Estado.

Con este enfoque, JEP espera brindar el apoyo que merecen las víctimas para que luego puedan ser parte de la construcción de un mejor país.