Exigen investigación y sanción para mandos militares involucrados en asesinato de Geraldin Moreno

Investigación y sanción a toda la cadena de mando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que actuó  el 19 de febrero de 2014, día en que la estudiante de 23 años Geraldin Moreno murió tras recibir disparos de perdigón de goma en el ojo durante una manifestación en la ciudad Valencia; exigió la organización Justicia Encuentro y Perdón frente a la sede de la Fiscalía General de la República en Caracas, tras cumplirse cinco años de su muerte.

Junto a familiares, amigos, víctimas y demás organizaciones de la sociedad civil “quisimos honrar la vida de Geraldin con un acto litúrgico frente a la sede de la Fiscalía General de la República en Caracas oficiada por el padre Wilfredo Corniel de la parroquia San Miguel Arcángel de El Cementerio y exigir justicia por su caso y el de todos los héroes caídos en protestas”, informó Martha Tinedo, coordinadora general de JEP.

Detalló que después de cinco años de su asesinato el caso apenas tiene una sentencia condenatoria contra los dos funcionarios de la Guardia Nacional que dispararon, “sin embargo el Ministerio Publico no ha concluido la fase de investigación respecto a los demás 13  GN que participaron y que fueron plenamente identificado por los condenados, estaban presentes y no hicieron nada para impedirlo, por tanto fueron cómplices del asesinato”.

Además explicó que la sentencia  con los dos funcionarios que accionaron sus armas fue apelada ante el Tribunal Supremo de Justicia que aun no ha dictado sentencia, “por lo que ese fallo condenatorio no está definitivamente firme, de tal manera tenemos apenas una justicia parcial respecto al caso de Geraldin”, concluyó no sin antes recordar que en igual situación se encuentran los casos registrados en 2015 y 2017.

Fotografía Sergio Gonzalez

El 19 de febrero de 2014 Geraldine Moreno salió una vez más de su casa en Naguanagua para sumarse a las protestas que se celebraban en Venezuela en contra de Nicolás Maduro. Su espíritu de justicia, igualdad y libertad la llevó como a miles de jóvenes a participar en las expresiones de descontento que llenaban todas las calles del país, pero que fueron violentamente aplastadas por las fuerzas de seguridad del Estado. Geraldin  no fue la única en perder la vida en esos aciagos meses de 2014; a ella se sumaron 43 personas fallecidas en contexto de protestas, la mayoría jóvenes estudiantes, y 854 heridos. 

Por su muerte fueron aprehendidos y privados de libertad los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Alvin Bonilla Rojas y Francisco Barrosos. Tras numerosos diferimientos, el 31 de julio de 2015 se inició el juicio contra los dos funcionarios.

Luego de haberse celebrado 55 audiencias durante la fase de juicio, en diciembre de 2016 el Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Carabobo emitió sentencia condenatoria contra los funcionarios responsables de la muerte de Moreno.

El sargento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Alvin Bonilla Rojas fue condenado a 30 años de prisión por su autoría en el delito de homicidio calificado perpetrado con alevosía y por motivos fútiles e innobles, uso indebido de arma orgánica y autor del delito de trato cruel en grado de complicidad correspectiva  y por el delito de quebrantamiento de principios y pactos internacionales. Por su parte, el sargento Francisco Caridad Barroso fue condenado a 16 años y 6 meses de prisión por la comisión de los delitos de complicidad no necesaria en el delito de homicidio calificado perpetrado con alevosía y por motivos fútiles, uso indebido de arma orgánica, trato cruel en grado de complicidad correspectiva y por el delito de quebrantamiento de principios y pactos internacionales.

Leer también Recordamos a Geraldin Moreno tras cinco años de su asesinato